Compra felicidad esta Navidad.

Imagen

La Navidad es una época emocional, hace que las memorias de nuestra infancia regresen cada año y con ellas el deseo de darles vida una vez más. Sentimos esta felicidad navideña y queremos compartirla con otros, queremos hacer sentir bien a aquellas personas que amamos. Es por esto que decoramos nuestras casas con luces, desempolvamos el árbol de navidades pasadas, y en ocasiones caemos en la tentación de comprar un nuevo Santa Claus inflable de dos metros para la entrada de nuestra casa.

 Y es que esta es la época para alimentar a nuestro niño interior, ya que nos damos gustos que normalmente no nos permitiríamos durante el año; convivimos más tiempo con la familia y amigos, disfrazamos a nuestro coche de reno, comemos de más y sin lugar a dudas gastamos de más. 

Sin embargo, cada año nos encontramos con el constante dilema del consumismo excesivo detrás de estas fechas, si bien, de entrada estamos dispuestos a gastar una mayor cantidad de dinero que el resto del año, el verdadero reto de las marcas es hacer que se elija una sobre otra, y el esfuerzo por hacerse notar no pasa desapercibido por el consumidor, al llegar estas fechas comenzamos a ser bombardeados por publicidad con temas navideños, empaques de temporada y grandes ofertas, y no cabe duda que esto tiene sus repercusiones en la sociedad, en nuestras costumbres, valores y en la manera en la que celebramos la navidad. Se crean fenómenos como el Black Friday; día celebrado en los Estados Unidos en donde se inaugura oficialmente la época de compras navideñas con significativas rebajas en diversas tiendas, el cual, este año reportó ventas de 3,000 millones de dólares en un fin de semana.  

 Imagen

Pero, ¿Por qué nos volvemos un poco locos con las ofertas en esta época? Si bien, al comprar nos sentimos bien ¿Será  posible comprar la felicidad? Un estudio realizado por la Universidad de Harvard indica que si lo es, el problema es que no estamos gastando el dinero correctamente; el estudio afirma que para comprar la felicidad, es necesario gastar en otras personas, y este concepto es el que rodea a la navidad y es que es la  época del año en la cual pensamos en gastar en otras personas antes que en nosotros. Por esto, la mayoría de las campañas que impulsan este deseo tienen una mayor oportunidad de lograr que el consumidor sea conmovido y se relacione con la marca, provocando ultimadamente una compra. Este anuncio de John Lewis; una tienda departamental en el Reino Unido, es muy buen ejemplo de lo anterior. (Da clic en la imagen para verlo)

Imagen

 Recuerda que mientras que la navidad tiende a ser la época en donde volvemos a ser niños y nos permitimos gastar de más, es importante ser consientes con los gastos para más adelante no tener problemas con nuestra economía personal. Después de todo, el significado de la navidad no tiene que ver con nada que pueda ser envuelto en una caja, es estar con nuestra familia, amigos y personas que amamos, porque al final del día, lo único que queremos para navidad, son ellos. ¡Brandtalk te desea una muy feliz navidad!

 Imagen

This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s