¿Qué Fin Tiene El Buen Fin?

El año pasado inició una “tradición” mexicana similar al famoso “Black Friday” en el que los comercios a nivel nacional se unen en una iniciativa que descuenta costos en gran cantidad de mercancía. Por lo que se ha escuchado desde hace aproximadamente un mes, la nueva empresa resultó todo un éxito pues muchos de los mexicanos esperan con ansia EL BUEN FIN y han hecho sus ahorritos con la esperanza de encontrar una serie de ofertas en productos que “necesitan”.

Sin embargo, el año pasado pudo observarse que los “grandes descuentos” promovidos en realidad se limitan a productos muy específicos y con escasa demanda (a diferencia de los realizados en otras épocas del año como las baratas de verano e invierno) que las tiendas se empeñan en liquidar, seguramente por su tremendo éxito, incrementando así en un fin de semana las ventas de lo que no pudo salir de la tienda durante el resto del año.
Otro de los aspectos que al analizarse se descubre que no es tan favorable es que sus descuentos “desde 10%” se quedan ahí, en su mayoría, entre el 10 y el 25% además de la vieja técnica de aplicar a gran parte de la mercancía la posibilidad de liquidarla a un número determinado de meses sin intereses (Según el Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM) de la UNAM, 75% de las supuestas ofertas no corresponden a descuentos en el precio, sino a facilidades de pago a meses sin intereses), lo que no es realmente ninguna ventaja considerando que no se compra un único producto, sino que los clientes pasean por las plazas dando un tarjetazo tras otro y al final del día tienen una deuda interminable que aunque pagadera a 2 años, en suma constituye un gasto constante del que no se puede escapar (salvo esas personas que viven de la esperanza de que si no pagan, el banco descontará parte de la deuda con tal de obtener aunque sea un porcentaje de lo acreditado).

La observación más común entre los consumidores de el buen fin es que en su mayoría resulta útil en cuestión de la adquisición de blancos o si se busca una televisión, pero por alguna razón en el buen fin pasado observábamos abarrotamiento en boutiques y tiendas de ropa y accesorios como si se tratara de la barata navideña o el mismísimo back to school. Es aquí dónde la mercadotecnia hace de las suyas y los pobres incautos liberan su espíritu de compra ante descuentos casi nulos sólo por lo que oyen, lo que ven o el contagio de la euforia de compra.

Por si fuera poco, aprendemos que la llamada “activación de la economía” a través de esta estrategia no es nacional, beneficiando a un reducido sector de la población que conforman los propietarios de las grandes cadenas como Coppel, Liverpool y por supuesto las instituciones bancarias, pero dejando a un lado a los comerciantes en micro y pequeño poniéndolos en jaque por su poca capacidad de ofrecer descuentos y dejándolos en terrible desventaja al llegar el periodo navideño, (cuando ellos realmente generaban ganancia) debido a que las personas o gastaron lo que tenían, o usan el aguinaldo para pagar deudas en lugar de comprar durante la época como previamente se acostumbraba.

Entonces, no queda más que recomendar a los consumidores el análisis de sus compras, hacer un comparativo del gasto realizado previo a la nueva costumbre anual y el que la incluye ¿Realmente es conveniente? Pero sobre todo, si quieren comprar, que mantengan la guardia y tomen las precauciones necesarias para comprar cosas que realmente necesitan y que les permitan seguir teniendo liquidez para los gastos venideros (principalmente los obligados).

This entry was posted in Hábitos de Consumo and tagged , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

3 Responses to ¿Qué Fin Tiene El Buen Fin?

  1. en realidad el buen fin genera mucha demanda en lo que se refiere a venta pero de acuerdo con las fechas en la que se realiza los beneficiados son los bancos ya que casi todas las compras son con el clásico tarjetazo

  2. Eduardo says:

    El otro día un amigo iba a comprar una televisión y la empleada le recomendó que se esperara para el buen fin. Creo que hacer las compras que de todas maneras tenías pensado hacer, es una forma inteligente de aprovechar el buen fin no?

  3. el buen fin se vio dispersado por todos lados hasta por los injenuos de microempresas en las kuales la inversion es minima y la ganancia por igual, en este kaso los veneficiados son las empresas grandes dnd todos pensamos ke los deskuentos y los precios son una ganga me toko el kaso de una persona ke una semana antes keria komprar un kolchon el kual estaba a un precio y espero al buen fin por todo lo ke se eskuchaba, espero hasta el siguiente fin de semana el kual al ir a komprarlo no fue asi al kontrario estaba 500 pesos mas karo y kon un letrero el kual decia ke kon el 20% de descuento ya incluido en el precio estonces en dnd estaba el supuesto deskuento salio sin komprar nada kreo ke el propisito de esto es seguir embarkando alos konsumidores kon tarjetas de credito siendo beneficiados bankos y empresas grandes

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s