Tabaquismo en México

A finales de 2011, las compañías tabacaleras en varios países (incluido México) se vieron obligadas a imprimir en sus cajetillas imágenes fuertemente desagradables y concientizadoras para los fumadores como parte de una campaña antitabaco. Hasta la fecha, los resultados son desalentadores, al menos en lo que a nuestro país se refiere: Los mexicanos han “pactado” con las imágenes acostumbrándose a verlas o simplemente ignorándolas con tal de continuar fumando comúnmente.

Y resulta que este es sólo uno más de tantos esfuerzos fallidos por eliminar el tabaquismo. Hace tanto tiempo que se decidió eliminar los comerciales de tabaco en televisión que ahora, estar ante la presencia de uno (generalmente mediante la red) es causa de nostalgia; incluso se ha vuelto rarísimo encontrar fumadores en televisión nacional. Posteriormente vino la campaña “Libre de humo” que constituyera una legislación apta para preservar espacios libres de tabaco en su demografía, dando lata a quienes deseen fumar teniendo que abandonar establecimientos públicos de determinadas características a lo largo y ancho del país. E inmediatamente después vino el aumento de precio a dichos productos, elevando en 100% su costo (en algunos casos) en un plazo menor a los 4 años , exorbitante. En adición, durante esta era de la información, pueden encontrarse por todo el Internet varios videos y campañas amateur contra el tabaco, en las que niños, jóvenes y adultos buscan generar conciencia y sobre todo cambio de hábitos en la humanidad, particularmente en relación al consumo de tabaco.

Y aunque estadistas pronostican la eliminación del tabaquismo en México para el 2030, la realidad luce muy distinta. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, México (al igual que otros países en desarrollo) se encuentra entre las 14 naciones que presentan mayor consumo de tabaco en el mundo, lo que indica un crecimiento del país en ese sentido, al contrario de otros con mayor crecimiento e ingresos como E.U.A. dónde el tabaquismo está siendo erradicado. Sea entonces, que las campañas están rotundamente fracasando, los mexicanos sufriendo y las tabacaleras enriqueciéndose.
Y esto se encuentra aun más extraño en el absurdo entendido de que marcas como Marlboro, la más exitosa en el mundo, sea patrocinadora de eventos deportivos de la talla de el Superbowl (NFL), cuando el tabaquismo es una conducta claramente antideportiva.

Por lo pronto seguimos con la esperanza de que algún día, sea en el 2030 o en el 2060 o cuando fuere (aunque cuanto antes, mejor), se elimine por fin el tabaquismo, no sólo en nuestro país sino a nivel global. Por algo los increíbles gastos de la iniciativa pública hacia la consecución de ese sueño. Mientras tanto, a modo de concientización pedimos a los lectores, sobre todo a quienes fuman, tomar en cuenta las siguientes consideraciones.

This entry was posted in Hábitos de Consumo and tagged , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Tabaquismo en México

  1. Eduardo says:

    En mi punto de vista así los lugares libres de humo de tabaco no son la solución a un vicio que no desaparecerá, al menos pronto. Aunque la verdad cada vez es menos la gente que fuma.

  2. Los lugares libres de humo ayudan a proteger la salud de las personas que no fuman, o bien, fumadores pasivos. Y creemos que es un primer paso rumbo a la extinción de ese terrible hábito.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s